Yves Saint Laurent

Yves Saint Laurent

Si algo destaca a Yves Saint Laurent, además de su gran genio creador, es su carácter depresivo, transgresor y contradictorio, que ha sumido al diseñador en frecuentes crisis que a veces ha zanjado dando a luz una colección brillante. Este francés nacido en Argelia en 1936 es una leyenda de la moda por derecho propio, autor del traje pantalón, la sahariana, los shorts…

Nacido en Argelia en 1936, llegó a París con 17 años dispuesto a comerse el mundo. Y pronto demostró que su empeño iba en serio, pues el mismísimo Christian Dior se rindió ante su talento al convertirlo en su mano derecha. Primero en la casa Dior, de la que fue director a la muerte del creador francés, y después con su propia marca, Yves Saint Laurent ha dado a luz creaciones como el traje pantalón, la sahariana, los shorts… Este gran modisto dio su último adiós a la moda en enero de 2002.

Desde su llegada a París a los 17 años demostró su enorme talento, ya que en 1954 comenzó a trabajar a las órdenes del gran Christian Dior, creador del que se convertiría en mano derecha hasta la muerte de éste, acontecida en 1957. Una vez que fue nombrado director de arte de la firma, lanzó su primera colección, con la que obtuvo un éxito clamoroso.

En 1960 tuvo que abandonar su puesto al frente de Dior porque fue llamado a filas por el ejército francés, periodo en el que sufrió su primera gran depresión, por la que tuvo que ser ingresado durante más de un mes en el hospital. Mientras tanto, la casa Dior nombra como director al asistente de Yves, Marc Bohan, lo que disgusta enormemente al modisto, que decide demandar a la empresa. Yves recibe una indemnización y animado por Pierre Bergé, su ex amante, amigo y socio -el hombre que hasta hoy día sigue velando por sus intereses- crea su propia casa de costura. La crítica especializada, el público entendido y el de la calle se asombran ante su atrevida demostración y caen rendidos a sus pies ante la gran cascada de innovaciones que surgían de su mente.

En el año 1962 presenta su primera colección bajo su nombre y cuatro años después lanza le smoking, que se ha convertido con el paso del tiempo en un clásico. Con esta prenda y el resto de sus creaciones se convierte en el pionero de una moda más democrática, rápida y asequible pensada para las nuevas generaciones. Su blusa transparente contribuye a la revolución sexual y sus bucaneros y bermudas dejan atónitos a los espectadores de sus desfiles. En 1970 destaca por su americana femenina y sus vestidos y blusas que dejan la espalda desnuda.

Por esos años el ministerio de Hacienda francés admite que esta casa de moda recauda más que la Renault, pero al año siguiente su colección “Estilo años 40” obtiene muy malas críticas e Yves, tan sensible como siempre, abandona la moda durante los dos años siguientes.

En 1974 reaparece con una colección dedicada al Segundo Imperio y de nuevo escucha aplausos. Ese año la revista Time le denomina “rey de la moda” y le dedica una portada.

En 1983, en el Metropolitan Museum de Nueva York, se inaugura una exposición dedicada a sus creaciones. Dos años después es el Museo de Bellas Artes de Pekín el que hace lo mismo, y en 1986 el Museo de la Moda de París, enclavado en el Louvre, presenta una retrospectiva del modisto desde el año 1958. A finales de los años 80 la empresa Saint Laurent contaba con más de 10.000 personas trabajando en 200 países y facturaba unos 60.000 millones de pesetas.
En el año 1985 recibe la Legión de Honor de manos del Presidente François Miterrand (una década después fue nombrado Oficial de la misma Legión). Anteriormente había obtenido el Oscar Neiman Marcus de la Costura (Dallas, 1958) y el Oscar Harper’s Bazaar (USA, 1966), con lo que su vida está jalonada de premios a su labor. Sin embargo, Yves Saint Laurent sigue padeciendo episodios de terrible inseguridad y el miedo al fracaso le hace consumidor de tranquilizantes y somníferos.

Saint Laurent pasa largas temporadas en su impresionante palacete de Marrakech, en donde sigue realizando sus colecciones. En 1998 crea la que sería su última línea de prêt-a-porter. El diseñador americano Albert Elbaz es elegido por el maestro para que le suceda, pero la compra en el año siguiente de la mayor parte de su empresa por parte del Grupo Pinuault trastoca sus planes.

Tom Ford se hace cargo de todo (menos de la Alta Costura, que d emomento sigue a cargo del francés) e Yves demuestra su enfado asistiendo a otro desfile, el de su amigo John Galliano para Christian Dior, mientras que el tejano está realizando su primer desfile parisino para la firma Yves Saint Laurent.

Yves Saint Laurent, uno de los grandes diseñadores de moda franceses del siglo XX, falleció la noche del domingo en París, informó la Fundación Pierre-Bergé-Saint Laurent.

Hasta el día de hoy era el único maestro vivo de la moda, de la que se despidió en enero de 2002, mes en el que mostró la última colección diseñada por él.

Anuncios
Esta entrada fue publicada el junio 2, 2008 a las 12:18 am. Se guardó como diseño, historia, moda, textil y etiquetado como . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: